Problemas de sueño

Insomnio

El síntoma predominante es la dificultad para iniciar o mantener el sueño, o no tener un sueño reparador, durante al menos 1 mes
Esta alteración del sueño provoca un malestar significativo o deterioro significativo de las actividades sociales, laborales u otras actividades de la vida cotidiana.

Hipersomnia o exceso de sueño

Presencia de somnolencia excesiva como mínimo durante un mes, tal y como ponen de evidencia episodios prolongados de sueño nocturno o episodios de sueño diurno que tienen lugar casi cada día
Esta alteración del sueño provoca un malestar significativo o deterioro significativo de las actividades sociales, laborales u otras actividades de la vida cotidiana.

Narcolepsia

A. Ataques de sueño reparador irresistibles que aparecen diariamente durante un mínimo de 3 meses.

B. Presencia de uno o ambos de los siguientes síntomas:

1. Cataplejía (es decir, episodios breves y súbitos de pérdida bilateral del tono muscular, la mayoría de las veces en asociación con emociones intensas).

2. Intrusiones recurrentes de elementos del sueño REM en las fases de transición entre el sueño y la vigilia, tal y como indican las alucinaciones hipnagógicas o hipnopómpicas o las parálisis del sueño al principio o al final de los episodios de sueño.

Trastornos del sueño relacionados con la respiración

Desestructuración del sueño que provoca somnolencia excesiva o insomnio y que se considera secundaria a una patología respiratoria relacionada con el sueño (p. ej., síndromes de apnea obstructiva del sueño o de apnea central del sueño o de hipoventilación alveolar central).

Trastorno del sueño debido al cambio de horas de dormir debido a viajes o cambios de turno de trabajo

1. Presencia persistente o recurrente de un patrón de sueño desestructurado que obedece a una mala sincronización en los horarios de dormir debido a cambios circunstanciales de espacio y tiempo como puede ser viajes largos a otros continentes o cambios de turno rotatorios en el trabajo.

2. Las alteraciones del sueño provocan un malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

Hay diferentes tipos:

Tipo sueño retrasado: patrón de sueño persistente que consiste en acostarse y despertarse tarde, con incapacidad para conciliar el sueño y levantarse a horas más tempranas pese a desearlo.

Tipo jet lag: somnolencia y estado de alerta presentes en momentos del día inadecuados, y que aparece después de repetidos viajes transmeridionales a zonas con diferente horario.
 
Tipos cambios de turno de trabajo: insomnio que aparece durante las horas que el individuo debería dormir o somnolencia excesiva durante las horas en que debería estar despierto, debido a un turno de trabajo nocturno o a un cambio repetido del turno de trabajo.

 

Tratamiento de los problemas de sueño