Dolor vaginal

Respecto al dolor vaginal hay dos tipos de problemas:

  • Vaginismo

  1. Aparición persistente o recurrente de espasmos voluntarios de la musculatura vaginal y que interfiere en la penetración.

  2. En la mayoría de ocasiones impide cualquier tipo de penetración incluso de un dedo o un tampón.

  3. Suelen causar un malestar significativo a la persona que lo padece y un deterioro de las relaciones de pareja.

 

  • Dispareunia o penetración dolorosa

  1. Dolor genital recurrente o persistente asociado a la relación sexual en mujeres.

  2. En este caso no impide la penetración pero se tiene que interrumpir en muchas ocasiones debido al dolor asociado en forma de ardor, quemadura, contracción.

  3. Suelen causar un malestar significativo a la persona que lo padece y un deterioro de las relaciones de pareja.

Para el correcto diagnóstico es necesario que el dolor no sea debido a problemas médicos como infecciones, hongos, mala lubricación o intervenciones quirúrgicas.

En este tipo de problemas las mujeres se muestran muy temerosas a realizar actos sexuales por el dolor anticipado, pero no significa que tengan dificultades para excitarse y alcanzar el orgasmo.

No obstante, las dificultades que puede conllevar y las frustraciones por los intentos fallidos pueden conducir a la persona y a su pareja a sentimientos de frustración, tensión y disminución del placer sexual.

 

Área de Terapia