Problemas de erección

Consiste en la incapacidad, persistente o recurrente para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual.

Este problema suele causar un malestar significativo a la persona que lo padece y un deterioro de las relaciones de pareja.

En este tipo de problemas las causas pueden ser orgánicas y/o psicológicas, y que es necesario evaluar en la primera sesión para una intervención adecuada del mismo.


Las causas orgánicas pueden ser muchas tanto cardiovasculares, hormonales como neurológicas. Así como la presencia de fármacos como por ejemplo antidepresivos.

Entre las causas psicológicas pueden ser problemas de ansiedad ante la ejecución sexual, miedo al fracaso, estrés laboral, miedo a tener enfermedades sexuales o embarazo, problemas de pareja.
 

 

Área de Terapia