Imprimir esta página

Terapia de pareja: Tratamiento

 

El objetivo de la Terapia de Pareja es mejorar la calidad de la convivencia de cada miembro de la pareja, su comunicación, sus habilidades para resolver problemas familiares y ayudando a hacer su relación afectivo-sexual más estrecha y feliz.

 

Estos objetivos se consiguen a través de un proceso de aprendizaje, en que el terapeuta les ayuda a aprender nuevas habilidades de comunicación y nuevas técnicas para resolver problemas que permiten mejorar el intercambio de palabras y acciones amorosas.

 

Cuando una pareja sufre por el deterioro de su relación, nosotros no pensamos que uno de ellos es el culpable del problema. Nos centramos en la relación, y en el qué podemos hacer para incrementar el intercambio de conductas amorosas y respetuosas entre los miembros de la pareja, para mejorar sus habilidades para resolver problemas y disminuir su tendencia a herirse y criticar­se.

Nuestra “GUÍA PARA MEJORAR LAS RELACIONES DE PAREJA” aporta las bases del trabajo necesario para cambiar comportamientos destructivos en las parejas. En la guía se muestran una serie de estrategias básicas que ayudan a la mejora de las relaciones entre los dos miembros de la pareja, el cambio en sus hábitos de comunicación y finalmente la resolución de problemas, según un esquema progresivo:

 

Creemos que cada uno puede aprender a especificar las conductas que le gustan de su pareja, y las que no, y aprender a expresarle estos sentimientos de agrado (o desagrado). También puede aprender a especificar las conductas agradables cuando las recibe de su cónyuge, y puede aprender la forma de llegar a un acuerdo con sus diferencias y conflictos de manera mutuamente satisfactoria. Si uno es hábil para aprender estas habilidades, encontrará que su relación se vuelve más gratificante, rica y profunda. Las habilidades de comunicación y de resolución de proble­mas que facilitan el éxito de una relación, pueden ser aprendidas en sesiones a solas o en pareja con el terapeuta pero, en la forma que sea, se espera mucho de cada uno en estas sesiones.

 

Cada persona conviene que sea honesta respecto a lo que está bloqueando una relación satisfactoria, y practicar las conductas clave para conseguir esa relación que desea. 

 

Con una orientación cognitivo-conductual, la principal técnica de intervención aplicada es la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC), fundada por el Dr. Albert Ellis en 1955, siendo la pionera de las terapias cognitivo-conductuales, caracterizada por su alta efectividad y su duración breve (entre 3 y 6 meses de tratamiento aproximadamente), equivalente a 10-20 sesiones, y con mejorías notables en las primeras cinco sesiones.  

 

Nuestro procedimiento consiste en hacer una sesión de evaluación con uno o ambos miembros de la pareja, y una vez visto el problema y sus posibles causas que lo están manteniendo se elabora un plan de tratamiento personalizado. La frecuencia de las sesiones es semanal o quincenal.

 

Los problemas de pareja que más solemos tratar son:

  • 1