¿Cómo superar la adicción sexual?

¿Cuál es el perfil de un adicto al sexo?

El perfil suele ser un hombre con problemas de personalidad y dificultades en las relaciones personales. Suelen ser personas con mucha baja tolerancia a la frustración que busca satisfacciones inmediatas y evitar los problemas, un grado de autoexigencia perfeccionista elevado y una baja autoestima. También, tienen dificultad en expresar sus sentimientos y habilidades comunicativas deficitarias. Puede ir acompañado de otras adicciones, como las drogas, pero no necesariamente.

 

¿Dónde podemos situar el umbral entre un adicto al sexo y una persona muy activa sexualmente?

El umbral que diferencia uno y el otro es el hecho de que el adicto no disfruta de una sexualidad plenamente activa, ya que la vive como una necesidad compulsiva. Esto hace que busque desesperadamente objetos sexuales para saciar su necesidad, pero ésta no lo llena como persona. No dispone de la libertad para decidir tener sexo o no, sino que actúa compulsivamente, es decir, “debe” hacerlo. En cambio, una persona activa sexualmente, a pesar de que disfrutar mucho del sexo, puede decidir si tener relaciones sexuales o no, y se frustra sanamente. El adicto puede tener sexo con personas que no despiertan ningún interés por él porque las utiliza para saciar una necesidad.

 

La adicción al sexo es innata y se manifiesta o se produce como consecuencia de algún hecho desencadenante? (Si es consecuencia de algún hecho desencadenante, ¿qué tipos de hechos son estos?)

La adicción al sexo no es innata, porque como toda adicción se crea. De hecho, lo que suele ser determinante en estos casos es la conjunción de rasgos de personalidad como la baja tolerancia a la frustración, el perfeccionismo y una baja autoestima, y ​​una experiencia negativa como desencadenante. Entonces, a partir de una primera experiencia satisfactoria con el sexo lo que se va produciendo es una conducta de evasión de sus problemas vitales mediante el sexo y se va generando un círculo vicioso.

¿Prácticas como, por ejemplo, “cruising”, “voyeurismo”, “fetichismo” … son síntomas, consecuencias o no tienen nada que ver con la adicción al sexo?

Todas las prácticas sexuales en principio no son sintomatológicas de la adicción, sino que lo define la compulsividad y la falta de libertad para decidir.

 

¿La gente que es adicta es consciente? Cuando lo es ¿pide ayuda o viene obligado?

Todo el mundo es consciente de su adicción, pero utilizamos mecanismos de defensa para alejar nuestro pensamiento de que lo somos. Muchas veces, el paciente llega obligado por terceras personas, generalmente la pareja. Es la presión lo que se hace decidió pedir ayuda. La mayoría de los problemas de adicción la persona siente vergüenza y culpa, y eso hace que le cueste pedir ayuda por sí solo.

 

¿Cuál es el proceso para intentar curarse?

Trabajar todos los problemas personales que tiene, de personalidad y de relación. Pensamos que la adicción es la punta del iceberg, es el recurso que utiliza la persona para afrontar sus problemas. Cuando trabajamos con la adicción lo que hacemos se ayudarlo a cambiar sus pensamientos irracionales perfeccionistas, a aprender a tolerar la frustración y tener una mejor autoestima. También le enseñamos maneras de gestionar los conflictos y habilidades de comunicación.

 

¿Existe una cura definitiva o sólo se busca un bienestar parcial?

Existe una cura definitiva pero no es fácil. Hay que resolver las causas que la provocan. El objetivo terapéutico es que la persona tenga recursos para afrontar sus tendencias autoderrotistas.

¿Hay una post-terapia? ¿Ayuda del entorno en la post-terapia?

Como toda adicción el entorno ayuda, pero no es determinante. Lo que creemos es que es la persona el principal motor del cambio.

 

¿La adicción al sexo está más mal vista que el resto de las adicciones? ¿Una adicción así se confiesa fácilmente?

Normalmente la sexualidad es el aspecto más tabú y por eso todos los problemas sexuales son difíciles de confesar por vergüenza y sentimiento de culpa. Además, la adicción sexual se puede ocultar más fácilmente que por ejemplo las drogas, debido a las consecuencias físicas que genera.

 

“Sex, Addictions and Irrational Beliefs”

Bertacco, M .; Sorribes, F .; Mas-Bagà, M.

ABSTRACT

Últimamente, el concepto de adicción sexual ha abierto un nuevo debate en psicología de las adicciones. El Objetivo de la presente investigación se observó correlaciones entre las Creencias irracionales, las conductas adictivas y las conductas sexuales.

La Muestra escogida es de 51 personas que están en Tratamiento miedo problemas de adicción en la comunidad terapéutica CAT Barcelona. Se ha administración un cuestionario con varias escalas donde se miden distintas variables (ej. Autoestima, autoeficacia, Creencias irracionales, etc).

Los Resultados obtenidos son muy INTERESANTES y potencialmente reveladoras y que podrán ser muy útiles para explorar más ampliamente en futuras investigaciones. Parece haber una correlación negativa entre adicción sexual, satisfacción sexual, y autoestima, y ​​una correlación positiva entre adicción sexual y problemas de orgasmo, alcoholismo, Creencias irracionales, ansiedad y alexitimia. Por otro lado, también se ha visto una correlación positiva entre satisfacción sexual y mesas de Tratamiento, autoestima y autoeficacia, y una correlación negativa entre satisfacción sexual y la adicción a la heroína, Creencias irracionales, ansiedad y alexitimia.

 

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.