cómo superar las secuelas del bullying

Cómo superar las secuelas del bullying

Desgraciadamente, muchos niños/as y adolescentes sufren bullying en la escuela, y esto puede aplicarse tanto al acoso físico como al mental. El caso es que todo tipo de abuso provoca en las víctimas un importante sufrimiento emocional que debe ser abordado de alguna manera u otra. He aquí donde mucha gente se pregunta pero, ¿cómo superar las secuelas del bullying? En este post queremos precisar algunas recomendaciones para aumentar las probabilidades de éxito.

Ojo, siempre es importante que se denuncie el acoso, además hay que tener en cuenta que unos consejos nunca serán tan efectivos como la ayuda profesional de un psicólogo/a. Sin embargo, pueden ser de muchísima utilidad y hacer el proceso más fácil.

Cómo superar las secuelas del bullying es un gran desafío, especialmente para quienes han sido víctimas de acoso durante muchos años. Y aunque pueda ser difícil, no resulta imposible lograr deshacernos de este problema.

Te contamos todo sobre cómo superar las secuelas

Cuando hablamos de bullying, nos referimos al acoso o abuso físico o psíquico que uno o varios agresores/as cometen contra una víctima. De hecho, esta es una situación que cada vez es más común entre niños/as y jóvenes.

Además, es muy traumático para quienes están expuestos/as a este tipo de abuso, manifestando sus efectos mediante ataques de ansiedad, pesadillas, inseguridad, depresión, trastorno de estrés postraumático, somatización, etc.

Al momento de pensar en cómo superar las secuelas del bullying, también resulta importante tratar a la víctima para que no repitan estas acciones de violencia. Los/as acosadores/as suelen ser personas inseguras que tratan de sentirse superiores humillando a quienes consideran inferiores.

A continuación nos centraremos en las víctimas y compartiremos algunas claves que pueden ayudarlas a superar las consecuencias derivadas del acoso.

No es tu culpa

Los/as niños/as y jóvenes que son acosados ​​a menudo se sienten culpables, pero esto no es saludable ni realista. La persona que está siendo acosada nunca es culpable, incluso si él o ella lo cree. Ayudemos a nuestros hijos e hijas a tomar conciencia de que la culpa siempre es de quien los ataca.

Aceptar la experiencia

Cómo superar las secuelas del bullying dependerá de aceptar la situación y lo que ha sucedido. Los psicólogos/as pueden ayudar en este proceso brindando las estrategias adecuadas para manejar las emociones y permitir que el dolor se libere.

superar bullying

Aléjate de los pensamientos negativos

Tras una situación de bullying, las víctimas pueden tener pensamientos negativos (de inseguridad, autolesiones, miedo, etc.) de forma recurrente. Si estos pensamientos inactivan a la persona afectada y le causan una angustia significativa, es importante trabajar con un psicólogo/a capacitado/a. Esta iniciativa puede proporcionar recursos para ayudar a la persona a bloquear este tipo de pensamientos dañinos.

Expresar sentimientos

Que la víctima comunique todos los sentimientos que siente producto del acoso, ya sean positivos o negativos, representa una forma de alejarse del enojo y aceptar la situación. Animemos a conversar a vuestro hijo e hija a conversar sobre el tema, pero no de manera forzosa, empecemos por hablar acerca de lo que se nos ocurra y tratemos de llevarlo a este terreno inteligentemente. Siempre demuéstremelos que pueden confiar en nosotros/as y que siempre estaremos para ayudarlo/a.

La autonomía es una herramienta útil

Cómo superar las secuelas del bullying no es algo que se logre de la noche a la mañana. Hay que dejar claro a las víctimas que este es un proceso, pero sobre todo que son personas importantes y especiales, y que merecen todo lo bueno que la vida les ofrece.

A pesar de haber vivido una situación tan traumática, debemos ayudarlos/as a encontrar la manera de confiar en sí mismos. También es importante que sepan que pueden lograr todo lo que se propongan con esfuerzo y confianza.

Transformar el dolor en arte o deporte

El dolor tiene la capacidad de hacernos luchar y esforzarnos por revertir una situación desagradable. Siempre es una buena idea, por ejemplo, convertir este dolor en arte (pintura, poesía, escultura, etc.), incluso también se puede drenar con la práctica de alguna actividad deportiva. Lo importante es centrarse en algo que haga sentir bien a la persona, no en el dolor.

Independientemente de estas recomendaciones, cómo superar las secuelas del bullying es un asunto que se logra de forma más eficaz con la ayuda de una profesional en la salud mental. Porque, puede ser muy difícil tratar de resolver este problema por su cuenta, especialmente si se trata de niños/as y adolescentes.

En ocasiones estas situaciones resultan muy traumáticas para las víctimas. Por lo tanto, es posible que necesite la ayuda de un especialista para superar el miedo, la ansiedad y los ataques emocionales que son el resultado directo del acoso.

Eso sí, es fundamental que nosotros los padres y madres (incluyendo otros familiares, amigos/as y maestros/as), les brindemos nuestro apoyo, nuestro amor, cariño y compañía. Y es que este respaldo moral los ayudará en su recuperación.

psicologo bullying

Conclusiones

Ser víctima de bullying en la infancia es desagradable, pero es un factor que aumenta el riesgo de desarrollar diferentes tipos de trastornos tanto en la infancia y la adolescencia como en la edad adulta.

Lo que han demostrado numerosos estudios es que las víctimas de acoso en la transición de la adolescencia a la edad adulta joven, siguen teniendo trastornos importantes como la agorafobia, el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de pánico, la adicción, la psicosis y la depresión.

Tener algunos conocimientos sobre cómo superar las secuelas del bullying, por tanto, podría ser fundamental para evitar que nuestras hijas e hijos pequeños se conviertan en adultos con trastornos que afecten su vida cotidiana.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.